Las niñas bloqueadas

La neurosis es un conflicto, generalmente inconsciente, entre los sentimientos que uno experimenta realmente pero no se atreve a admitir y mostrar, y los sentimientos que se cree obligado, por la educación recibida y las exigencias sociales, a expresar.
No se si a ustedes, pero para nosotras eso es pan de cada día. Vivimos una verdad a medias. Uno siempre dice ser libre, pero no puede librarse de todo aquello que la sociedad y el medio lo obliga a ocultar. Eso a veces hace más díficil la adaptación a diversos momentos y diversos lugares, y por aquello también es que se nos crean hipocondrías, miedos irracionales y dolores que no encontramos como sanar, y que muchas veces no nos dejan avanzar.
Pues no estamos dispuestas por más tiempo a tal especie de abuso emocional. Este blog, pues, está destinado a ser una terapia contra estas neurosis por las que nos vemos atacadas diariamente, tanto como para quién escribe, como para quién lo lee. Es hora, pues, de dejar que todo fluya. Eso empieza aquí y ahora, para tí y para nosotras.

21 nov. 2008

20 días, 20 cosas (o pensamientos en la penumbra)

La luz se apagó aquí...

Es curioso como el hecho de literalmente "desconectarse" de todo por una noche, puede llevarte a darte cuenta que el tiempo se ha ido volando esta última mitad del año. A diferencia de otros, para mí esta mitad ha sido una acumulación de tiempo mal aprovechado, más que todo por mi constante (e inexplicable) estado de apatía, que no encontraba motivo. Muchas veces,sin embargo,a pesar de mi negativa terca en no admitirlo, había uno muy fuerte: TÚ. Aunque lo intente negar, el analizar las cosas echada sobre mi almohada mientras una oscuridad obligada invadía cada esquina de mi habitación, hizo que entendiera finalmente que TÚ me importabas más de lo que yo creía, más de lo que yo quisiera. Por tratar de protegerme he llegado a una situación peor que no había previsto evitar con todos los escudos que usé.
Y es que es cierto, no habiendo ya remedio, rompí algunas de mis barreras, abrí mis sentimientos hacia tí, a pesar de lo difícil que me resultó. El problema es que, aunque por fin me atreví y lo hice, es ya muy tarde, no hay más tiempo para los dos...por lo menos no en lo que sigue de acá 6 meses.

Aquí la luz se vuelve a apagar. "Buen viaje, te veo en junio, tu corazón va a estar cada día más lejos de mí..." eso me da pavor, eso es lo que exactamente no quiero ¿Qué hacer entonces, para que no me dejes atrás?

¿Cómo compensar 6 meses de ausencia? El tiempo corre...y sólo vienen siendo 20 los días (hoy incluido), 20 las oportunidades en las que puedo acercarme a tí y compensar una marca en tu calendario 2009 con cada hora de cada día del 2008 que queda hasta que parta, acortando así las millas de distancia que pronto nos van a separar. Son 20 cosas que debo hacer contigo antes que me vaya...pero cada vez que se pone el Sol, se cuenta de menos, de hacer algo que te haga entender que yo también siento lo mismo, como debí hacerlo desde un principio. COMO DEBIMOS. (En todo caso, aca yerro, es mejor tomar sólo lo que me toca de responsabilidad, ya que al menos tu hiciste poco, pero lo hiciste).

POR ÚLTIMO SE HA VUELTO A APAGAR LA LUZ...

Porque realmente no sé cómo explicarte que recién entiendo lo que siento por tí, porque se que no van a haber despedidas de película (que tanto tu como yo odiamos, aunque se que esperamos en secreto), y que, por más que quiera que te quedes aquí y me esperes, se que cuando regrese no voy a tener la seguridad de volver a verte en cada clase mientras dure lo sofocante del verano, en cada clase mientras llega el invierno limeño que tanto te gusta y yo detesto, en cada puerta de cada salón de ese maldito mounstruo que es la universidad, o cada día, cerca de las 11 de la noche, conectado en MSN, mientras me dices mil tonterías que yo leo, leo, con el corazón a veces ardiendo...porque tu ya te habrás ido también...

SI PUEDES, DEJA UNA LUMBRE PRENDIDA EN LA PENUMBRA, ACABA CON MI DESCONCIERTO...SÓLO UNA PEQUEÑA LUZ...NO ESPERARÉ MÁS, TE LO JURO...


aparte, por aquí ya hay una velita prendida, procuraré que no se apague, hasta que vuelva la luz...



Lo que estoy tratando de decir es: te voy a extrañar, a pesar de todo. Siento no haber respondido como querías.


No hay comentarios: